• ¡Tan perfectamente limpio!

    Apto para todas las superficies de cristal, con el Limpiacristales L.O.C.TM conseguirás un brillo sin rastros en cuestión de segundos.