Shopping List (0)

¡Gracias! Tus lista de la compra se han movido a la tienda.

Comprar
CENTRO DE CALIFICACIONES
© iStockphoto

Enfrasca el verano

Hogar y vida cotidiana

Captura el sabor del verano y disfruta de estas delicias dulces durante todo el año

El verano ya se va acabando. Pero no es necesariamente algo malo. Sigue recordando esas suaves mañanas templadas de verano enfrascando tus frutas favoritas: ¡hablamos de unas dulces y sabrosas confituras de fruta! Las mermeladas y confituras son un modo excelente de conservar la fruta y desperdiciar menos, sobre todo si en algún momento te encuentras con que tienes demasiada. Lee algunos consejos útiles sobre cómo hacer mermelada y tres de nuestras recetas de confitura de fruta favoritas.

Nuestras recetas de confitura de fruta de verano favoritas

Mermelada de ciruela con canela

Se trata de una mermelada perfecta que puedes preparar por anticipado para el invierno, porque el aroma sutil de canela la convierte en un excelente relleno para galletas o pasteles de Navidad. Pero también es una mermelada buenísima para disfrutar durante todo el año, en cualquier estación.

Mermelada de frambuesa superfácil

Nos encanta especialmente esta mermelada porque es muy fácil de preparar y les gusta tanto a adultos como a niños. Su aroma afrutado tradicional enamora a los primeros. ¿Y los segundos? Solo tienes que utilizar un colador para sacar las semillas mientras la preparas y a los pequeños de la familia les encantará su consistencia cremosa y dulzor sabrosa.

Mermelada de naranja deliciosa

Aunque esta receta es algo más difícil de hacer que las demás, ¡vale definitivamente la pena! Las cáscaras de naranja de esta receta son lo que le da una textura distinta y un sabor ligeramente amargo, lo que se combina estupendamente con el sabor dulce de los frutos cítricos. Es otra confitura fresca de la que puedes disfrutar durante todo el año.

Descarga aquí esta receta en formato PDF o ePub

  1. Mermelada de ciruela con canela: PDF / ePub

  2. Mermelada de frambuesa superfácil: PDF / ePub

  3. Mermelada de naranja deliciosa: PDF / ePub

Algunos consejos esenciales para hacer confitura de fruta:

Prueba del platillo para saber si está espesa

Pon cinco platillos en el congelador durante 15 minutos como mínimo y luego pon una cucharilla de confitura en un platillo. Empuja el borde de la confitura con la cucharilla o con el dedo. Si se arruga, es que está lista. Si aún está líquida, es que no lo está. Sigue cociéndola y cada pocos minutos repite la prueba con otro platillo.

Esteriliza tus frascos y utensilios

Calienta el horno a 120°C. Limpia los frascos de confitura y utensilios, incluidos cucharones y cucharas, en agua templada con Lavavajillas Líquido Concentrado Dish Drops TM . Enjuágalos bien y luego pon los frascos en una bandeja de horno. Pon los frascos en el horno durante 10 minutos o hasta que estén completamente secos y seca tus utensilios con un paño limpio. Esterilizar es importante para eliminar posibles restos de levadura, bacterias u hongos, que pronto podrían echar a perder tu mermelada.

La importancia de la pectina

Las mermeladas, jaleas y mermeladas de cítricos se vuelven espesas gracias al nivel de pectina de la fruta. Al cocinarse con azúcar, el ácido natural de la fruta se vuelve espeso y solidifica la confitura. Algunas de las frutas con mucha pectina son la manzana, los frutos cítricos y las frutas del bosque. Las frutas blandas, como el melocotón y la ciruela, no tienen tanta pectina, pero si añades algunas cucharadas de zumo de limón, esto ayuda a solidificar la confitura. Siempre que puedas utiliza fruta que esté casi madura, ya que es cuando los niveles de pectina son más altos.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo