Carro de la compra (0) 0 Carro de la compra

¡Parece que tu carro está vacío!

¡Gracias! Tus lista de la compra se han movido a la tienda.

Comprar
CENTRO DE CALIFICACIONES
© Getty Images

Mímate con agua del grifo bien tratada

Hogar y vida cotidiana

Disfruta el buen sabor del agua pura y limpia

Abre el grifo y sírvete un vaso de agua. El agua del grifo de las zonas residenciales y comerciales se filtra muchas veces a escala industrial, e incluso se trata hasta cierto punto para mejorar su sabor y calidad, en función del lugar específico, la procedencia original y las regulaciones locales.

También se inspecciona estrictamente el agua de forma regular para asegurar que los posibles elementos contaminantes no superen los límites de seguridad, ¡por suerte, así que te evitas beber un cóctel indeseado! Algunas compañías municipales de agua añaden cloro al agua local para desinfectarla, lo que tiene como consecuencia un sabor desagradable.

Ve más allá y no dejes que salgan de tu grifo los residuos que aún puedan quedar de esos contaminantes, incluido cloro, ¡para que el agua que bebes sepa mucho mejor!

El agua que sale de tu grifo realiza un largo viaje antes de llegar a tu hogar.

Sigue la corriente: ¿dónde ha estado el agua?

¿Por dónde ha pasado el agua antes de que llegue al grifo para que la uses o la bebas? ¿Qué tipo de sustancias acaban en las plantas de tratamiento de aguas residuales y deben eliminarse debidamente, antes de que sea seguro hacerlas circular hacia tu barrio y las cañerías de tu hogar o del edificio donde trabajas o estudias?

Industria: comprende refinerías de metal y fábricas que producen todos los artículos que pueden llevarse puestos, comerse, usarse o aplicarse. Los metales pesados –como el plomo y el mercurio–, los disolventes químicos y los trihalometanos pueden filtrarse de las plantas industriales hasta nuestro sistema de agua. Las actividades industriales expulsan a diario pequeños residuos de contaminantes, algunos de los cuales pueden acabar en el agua subterránea y luego deben eliminarse correctamente para asegurar que el agua sea segura, utilizable y potable. Lee el cuadro Catálogo de contaminantes para más información.

Fármacos: las medicinas, incluidos los antibióticos y fármacos o tratamientos con hormonas –recetados por los médicos a los humanos y por los veterinarios a los animales de granja– se consumen y excretan a los inodoros o al agua subterránea a escala masiva.

Agricultura: las actividades agrícolas mantienen a las vacas y otro ganado rollizo y fértil mediante hormonas y en buena salud mediante antibióticos; además, también utilizan activamente pesticidas. Los pesticidas e insecticidas sirven para evitar o erradicar una serie de riesgos para las cosechas, e incluyen productos químicos no orgánicos que pueden acabar en las aguas subterráneas.

Héroe del hogar

En las plantas de tratamiento de agua se realiza un filtrado y tratamiento rigurosos e inspecciones periódicas para eliminar de nuestra agua doméstica estas sustancias de áreas industriales, agrícolas, comerciales y residenciales, que en grandes cantidades serían nocivas. Por lo tanto, afortunadamente, se erradica un gran porcentaje de ellas, con lo que el agua de uso doméstico se considera segura. No obstante, pueden quedar rastros microscópicos que se han colado, lo que no nos afectará en nuestra vida diaria... ¡pero tampoco queremos beberlos realmente!

Gracias a 20 años de investigación específica y continuo desarrollo, eSpring permite disfrutar de agua pura y limpia, en todo momento.

Por suerte para los consumidores, existe una manera de evitar que incluso los residuos más minúsculos de partículas, como amianto, sedimentos, tierra, incrustaciones y precipitados, acaben en un vaso de agua potable. El filtro de bloque de carbón del Sistema de Tratamiento de Agua eSpring filtra estas partículas de hasta 0,2 micras: ¡entre 300 y 500 veces más pequeñas que la anchura media de un cabello humano, que es de 60-100 micras!

La lámpara UV de eSpring UV reduce con eficacia los elementos potencialmente dañinos que pueden estar presentes en el agua: las bacterias (en un 99,9999%), los virus (en un 99,99%) y los quistes* (en un 99,9%). Esto es agua segura y pura, ¿no te parece?
*La reducción de los quistes mediante luz UV está pensada para los quistes provocados por Giardia y Cryptosporidium

¡Ve el vídeo acerca de eSpring con una breve presentación y no te pierdas más información sobre este héroe del hogar en las próximas ediciones de Amagram!

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo