Carro de la compra (0) 0 Carro de la compra

¡Parece que tu carro está vacío!

¡Gracias! Tus lista de la compra se han movido a la tienda.

Comprar
CENTRO DE CALIFICACIONES
© iStockphoto

Trabajar en casa con niños

Hogar y vida cotidiana

Los trabajadores de Amway nos cuentan sus experiencias de cómo concilian la vida familiar con el trabajo en casa.

Equilibrar las exigencias laborales y familiares cuando estamos pasando tanto tiempo juntos en casa puede resultar difícil para todo el mundo. Los trabajadores de Amway nos cuentan sus experiencias y nos dan algunos consejos para sobrevivir en la nueva normalidad.

Ser adaptable

Tatiana - Editora jefa: «Lo que realmente nos ha ayudado ha sido tener un plan, pero ser flexibles. Con dos hijos (de 4 y 9 años), hay que organizarse y reorganizarse en función de las necesidades familiares diarias».

«Mis hijos no siguen a rajatabla mi horario del COVID-19, pero nos sirve a todos de guía. Mi marido o yo, el que esté disponible, ayuda a los niños en sus actividades cuando hace falta. Todos hemos tenido que cambiar un poco. Por ejemplo, nunca he sido una persona que planificara las comidas: mi lema era improvisar, pero comer sano. Ahora, ¡tengo un calendario de comidas para 3 semanas! Es curioso cómo pueden cambiar tu vida y tus hábitos».

Planificar bien es esencial

Ganna - Analista Senior de Investigación de Mercado: «Tengo dos hijos (de 6 meses y 4 años) en un apartamento de una habitación. Y, como muchas mujeres, tengo varios papeles que desempeñar a la vez: el de esposa, el de madre, el de ama de casa y el de emprendedora. Sencillamente, no es posible cocinar, dar de comer a mi bebé y contestar correos electrónicos al mismo tiempo. ¡Planificar bien es lo único que nos está permitiendo salir adelante durante el confinamiento! Esto es lo que nos funciona a nosotros»:

  1. Planificar: desglosar todas las tareas diarias en franjas de 30 minutos y tener claro cuándo mi marido y yo tenemos que estar en teleconferencias, para poder dividir nuestro tiempo de manera eficaz.

  2. Ser flexibles: dejar las tareas creativas para las últimas horas de la tarde, cuando los niños están durmiendo y tengo tiempo para pensar.

  3. Centrarse: ¡tener un nuevo horario diario y seguirlo!

  4. Ser positivos: recordarte a ti misma que esta situación se acabará, tarde o temprano...

Es esencial dedicar un tiempo a la familia

Stella - Líder Senior de Proyectos de Comunicación: «Mi marido y yo trabajamos los dos desde casa, así que tratamos de dedicar algo de tiempo a nuestra hija de 5 años en nuestras pausas».

«Algo esencial en nuestra familia es el tiempo de «después del trabajo». Como padres, tratamos de establecer unos límites entre la vida laboral y la privada. En cuanto apagamos el ordenador, nos dedicamos al 100% a nuestra hija. Ahora que ya podemos salir afuera, intentamos ir a pasear un rato por las tardes. Poder disfrutar de la naturaleza y sentir el sol ayuda un montón. Después de cenar, es hora de ver una película, pero si preferimos charlar, apagamos la televisión y nos quedamos acurrucados en el sofá».

«Tener dos trabajos a tiempo completo y solo 24 horas al día ha sido difícil, pero hemos aprendido mucho sobre nosotros mismos y nuestra familia».

Establecer unas orientaciones, no unas reglas

Sandra - Directora de marca: «Como familia, ha habido buenos momentos, en que hemos trabajado perfectamente en equipo, y momentos en que nos ha costado. ¡Aceptar que no tenemos un plan maestro nos ha ayudado a salir adelante! Y estas orientaciones familiares nos han ayudado a trabajar en casa con nuestra hija de tres años».

  1. Comunicarse: cada noche, mi marido y yo echamos un vistazo a nuestras agendas del día siguiente. ¿Quién empezará a trabajar muy pronto por la mañana? ¿Quién tendrá que hacer llamadas importantes y a qué hora? ¿Y qué hacemos si tenemos llamadas a la misma hora?

  2. Planificar, planificar, planificar: ¿qué comida prepararemos? ¿Cuándo tenemos que ir a comprar y limpiar la casa y quién se encargará de hacerlo?

  3. Aire fresco: salir a pasear o ir en bici una vez al día con nuestra hija, incluso si llueve a cántaros.

  4. Hacer pausas no planeadas: hacernos mimos con la peque, escuchar música a gran volumen y bailar espontáneamente durante 10 minutos. Esto nos ha ayudado a liberar nuestras mentes.

Encontrar nuevas maneras de conectar

Patrycja - Directora de Proyectos de Comunicación: «Tener adolescentes en casa nunca es algo fácil, pero durante el confinamiento aún es más complicado. No están acostumbrados a estar en casa tanto tiempo y a esta edad, los amigos son mucho más interesantes que los padres».

«Hemos tenido que acordar unas nuevas normas: a qué hora levantarnos, cuándo hacer trabajo escolar y cómo disfrutar del tiempo libre. Hacía tiempo que mis hijos ya no esperaban que sus padres jugaran con ellos, pero ha sido una sorpresa agradable. Hace poco decidieron que tendríamos que jugar a juegos de mesa juntos. ¡Ahora jugamos regularmente al Monopoly, Scrabble, Uno o Dobble!”

Para ver más consejos y orientación, visita nuestro centro de contenidos de Amway, juntos en casa .

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo