CENTRO DE CALIFICACIONES
© gettyimages/Liam Grant

Este verano, no sufras

Tecnologías para el hogar

Te ayudamos a enfrentarte a la cara más negativa de estas estaciones.

Entre la primavera y el otoño, se incrementa la humedad y suben las temperaturas, algunas veces más de lo que podemos soportar en el interior de nuestras viviendas. El primer instinto es abrir una ventana y dejar que circule el aire. Esto puede suponer un alivio inicial, pero los que sufren alergias o asma experimentarán los efectos negativos de inhalar un cóctel caliente de contaminantes.

Una atmósfera sobrecargada

La Agencia Europea de Medioambiente insiste en que la polución del aire puede ser muy dañina para la salud humana , y esas condiciones empeoran en los meses más cálidos del año. Los niveles de ozono, que son más altos en esta estación debido a la concentración de rayos de sol, junto con el calor, la humedad y una mayor presión del aire propician que la atmósfera se llene de polen y de la polución de los coches y la industria. Esto causa niebla tóxica, es decir, una sobrecarga de radicales tóxicos en el aire, que puede provocar graves problemas respiratorios.

Alérgenos rastreros

Los ácaros del polvo están por todas partes, especialmente en nuestros colchones, algo que no es muy agradable, como tampoco lo es el hecho de que, “en la mayoría de los climas, las poblaciones de ácaros aumentan en verano, cuando la humedad es mayor”, como explica la revista online Allergic Living. Estas criaturas diminutas son un peligro oculto para las personas que padecen asma, y a muchos de nosotros nos provocan síntomas de alergia, como picor de ojos o congestión nasal.

Por tanto, es beneficioso para todos eliminar de nuestras casas el polvo, el pelo y los restos de células cutáneas que a los ácaros les encanta devorar.

  • 240p
  • 360p
  • 480p
  • 720p

Mira el vídeo de Sky para ver cómo este dispositivo puede purificar el espacio en que vives.

Desarrollo de moho

Los taxones de esporas fúngicas están omnipresentes en la atmósfera durante las estaciones más cálidas del año, incluso el sol ayuda a liberar determinados residuos fúngicos en el aire. Inhalar altas concentraciones de estos contaminantes transportados por el aire puede suponer un grave riesgo para las personas con asma. Aquellas personas con sistemas inmunológicos comprometidos también sufren cuando sus cuerpos intentan defenderse de los efectos tóxicos o alérgicos de los hongos al aire libre.

Invierte en tu bienestar

Con todos estos factores en mente, la idea de ventilar nuestras casas abriendo las ventanas es menos atractiva. Filtrar estos peligros con un dispositivo específico para atrapar incluso a los culpables más diminutos es la mejor opción para las familias que desean respirar profundamente en sus propias casas.

Atmosphere Sky™ utiliza una técnica de filtrado inteligente para purificar el aire en cada habitación, permitiendo que incluso los que padecen alergias puedan dormir bien toda la noche. Todos en casa disfrutarán de una mayor sensación de bienestar que bien compensa la inversión.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo