CENTRO DE CALIFICACIONES
© Getty Images

5 maneras de mejorar tu sistema inmunológico este invierno

Nutrición y bienestar

Mantente sano durante estos días fríos.

Nada mata el mágico espíritu del invierno más rápido que un resfriado. No es posible disfrutar de la nieve brillante, los cascabeles de los trineos y el delicioso chocolate caliente con la nariz taponada o la garganta irritada. Por desgracia, el invierno es la estación del año en la que las enfermedades campan a sus anchas. No seas víctima de ellas: te ofrecemos cinco consejos que te ayudarán a mejorar tu sistema inmunológico este invierno, y te mostramos de qué manera NUTRILITETM te puede ayudar:

1. Sé proactivo

El momento de actuar es ahora. No esperes a que los virus te atrapen. Desarrolla un buen régimen de inmunidad mientras tu familia y tú todavía estáis sanos. Una vez puesta en marcha, será fácil mantenerla todo el invierno, algo que es importante ya que los virus del catarro y la gripe cambian y mutan constantemente.

2. Bebe, come y mantente sano

Los alimentos ricos en nutrientes (nueces, semillas, legumbres, champiñones, espinacas y frutas y verduras de vivos colores) son una estupenda fuente de vitaminas (A, C, D y E) y minerales (cinc) que refuerzan el sistema inmunológico. Mezcla cebollas, ajo, jengibre, pimienta de cayena y cúrcuma para un respaldo adicional, y asegúrate de beber mucha agua, porque ayuda a transportar los glóbulos blancos al lugar donde se necesitan.

3. Haz ejercicio

Es posible que no te sientas muy motivado a hacer ejercicio en las mañanas frías del invierno, pero hacerlo aumenta tu función inmunológica, refuerza tu organismo y te ayuda a dormir mejor, todo ello razones muy importantes para salir a ejercitarte. No tienes que forzar demasiado; un largo paseo al aire libre te ayudará a mantener los virus alejados.

4. Duerme más

Cuando cierras los ojos por la noche, tu cuerpo tiene la oportunidad de reparar y renovar las células, lo que garantiza que estarán listas para todo lo que venga durante la estación invernal. Si te saltas el descanso necesario, de acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Carnegie Mellon University , tendrás más probabilidades de sucumbir a alguno de los 200 virus que causan el resfriado común.

5. Toma más vitamina C

Gracias a sus potentes efectos antioxidantes, la vitamina C es un superhéroe en lo que al sistema inmunológico se refiere, muy importante de cara al invierno. Durante los meses más fríos, busca frutas y verduras como coles de Bruselas, col rizada, repollo rojo y clementinas españolas. ¿Te preocupa que no estés tomando suficiente cantidad de esta vitamina? Puedes cubrir la carencia con complementos diarios. NUTRILITE ofrece una gama de opciones de vitamina C aptas para toda la familia.

Y lo mejor de todo: cada complemento alimenticio de vitamina C de NUTRILITE está reforzado con una de las fuentes más ricas de esta vitamina —la acerola— que se cultiva y recoge en granjas sostenibles de Nutrilite en armonía con la naturaleza y usando métodos de agricultura sostenible sin químicos.

Para adultos, la Vitamina C Plus de NUTRILITE de liberación prolongada proporciona hasta ocho horas de aporte de vitamina C. Para niños, la Vitamina C Masticable de NUTRILITE es la forma perfecta para que los niños de cuatro años en adelante tomen sus vitaminas. Este formato también es ideal para adultos que prefieren los comprimidos masticables.

Ahora que sabes cómo mantener lejos a los virus, prepárate para un invierno divertido.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo