Carro de la compra (0) 0 Carro de la compra

¡Parece que tu carro está vacío!

¡Gracias! Tus lista de la compra se han movido a la tienda.

Comprar
CENTRO DE CALIFICACIONES
© Shutterstock

3 motivos por los que es normal que el cansancio te afecte más

Nutrición y bienestar

Todos estamos intentando adaptarnos a una nueva normalidad. Aquí te explicamos por qué no es pereza lo que sientes cuando estás agotado y eres menos productivo

Todos estamos encontrando nuestra propia forma de llevar adelante el confinamiento o de trabajar más desde casa. Es probable que nada más conectarte a tus perfiles en redes sociales veas innumerables ejemplos de los mecanismos que pone en práctica la gente para hacer frente a la situación; hay quien corre maratones en su jardín, quien se está convirtiendo en artista panadero usando masa madre, quien crea horarios muy elaborados con codificación por colores para que los niños sigan haciendo las tareas del cole en casa, y hay quien está adquiriendo habilidades completamente nuevas como aprender idiomas. Al ver todo lo que están haciendo otras personas, es fácil que sientas que no estás haciendo lo suficiente. Sobre todo, hay días en los que sientes como un triunfo el mero hecho de levantarte por la mañana. Queremos que conozcas el secreto que otros no están contando en sus historias: es normal sentirse cansado y sin motivación en estos momentos. De hecho, los expertos dicen incluso que es más probable que sientas cansancio durante periodos de aislamiento. Por eso hemos recopilado tres razones científicas por las que es probable que te sientas más cansado y cómo combatirlas.

1. El insomnio es habitual durante el aislamiento

A mucha gente le resulta cada vez más difícil conciliar el sueño durante esta pandemia global. Además, cuanto menos duermes por la noche, más cansado te sientes durante el día. En un artículo reciente, Seema Khosla, médico especialista en trastornos del sueño, señalaba que «cada vez vemos a más personas preocupadas, con ansiedad y con insomnio».

Si tienes problemas para relajarte por la noche, uno de nuestros consejos favoritos es que pruebes una técnica de relajación como la meditación. Hay incluso aplicaciones que te guían para realizar diferentes procesos de meditación.

2. Cuanto más tiempo pasamos mirando una pantalla, menos reparador es el sueño

Ante la interrupción de las actividades habituales, la gente está pasando mucho más tiempo mirando el teléfono, el ordenador y la televisión. Aunque sea una tentación ver las noticias o mirar las últimas historias de tus redes sociales antes de irte a la cama, ese tiempo que pasas mirando pantallas puede ser el motivo por el que no duermes lo suficiente. Según The Sleep Foundation, la exposición a la luz azul que emiten estas pantallas puede retrasar la liberación de melatonina, inductora del sueño, lo que aumenta nuestra sensación de alerta y reajusta el ritmo circadiano de nuestro cuerpo (nuestro reloj interno) para un momento posterior.

Si tienes dificultad para conseguir un sueño reparador, te aconsejamos que establezcas un «toque de queda» para el uso de pantallas. Apaga todas las pantallas al menos 60 minutos antes de irte a dormir. Prueba como alternativa leer un buen libro.

3. Es posible que estés experimentando fatiga y que esta afecte a tu productividad

Como ya hemos mencionado, a juzgar por lo que vemos en las redes sociales, todo el mundo parece estar aprovechando el tiempo. Ver todo este contenido puede resultar abrumador y dejarte con una sensación de que no estás haciendo lo suficiente. Sin embargo, es importante recordar que eso no es más que el mecanismo que utilizan otras personas para hacer frente a la situación. Es normal sentirse abrumado. Y es normal que te adaptes a la nueva realidad de la forma que te pida el cuerpo.

Nuestro consejo en este terreno es muy sencillo: no te pongas metas inalcanzables. Por el contrario, debes tomarte los días según vengan y llenar tu tiempo de actividades que te hagan feliz. Si eso significa pasarte el día haciendo un puzle, pues no pasa nada.

Por tanto, debes recordar que es absolutamente normal sentirse más cansado de lo habitual estos días. Ten paciencia contigo mismo y ya verás como empezarás a sentirte mejor antes de lo que crees.

Contenido relacionado

¡No hace falta que tengas mano para las plantas!

Vitaminas y complementos

Más

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo