Favoritos (0) 0 Favoritos

¡Tu lista de favoritos está vacía!

¡Gracias! Tus lista de la compra se han movido a la tienda.

CENTRO DE CALIFICACIONES
© Getty Images

Cómo afrontar periodos estresantes en los que estás muy ocupada

Nutrición y bienestar

El trabajo, la familia, las tareas el hogar, las relaciones – los compromisos nos mantienen ocupados todo el tiempo. Sin embargo, hay semanas que acaban siendo más frenéticas que otras.

Puede que tengas un plazo que cumplir en el trabajo y tengas que hacer horas extra, que tu hijo haya pillado un resfriado y que, para colmo, te visiten tus suegros el fin de semana. En periodos así, queremos acurrucarnos con una manta y no salir de la cama, pero tenemos que seguir adelante. Por suerte, los productos Nutrilite™ pueden apoyar tu bienestar durante periodos así. Y es que, en definitiva, sentirnos bien por dentro y por fuera es una de las mejores formas de superar los periodos estresantes y caóticos.

A continuación te ofrecemos algunas ideas para gestionar las tareas – y el estrés que provocan – durante esas semanas de actividad frenética. ¡Ah! ¡Y mantente atenta a la gama de nuevos productos Nutrilite™ que pronto llegará al mercado y que ha sido desarrollada específicamente para ayudar a mamás y mujeres millennials!

Márcate un plan

Dedica tiempo al comienzo de la semana a anotar todas las tareas y a ver cómo puedes gestionarlas. Sé realista: ¿es factible hacerlo todo? ¿Hay cosas con las que puede que tengas dificultades? Prioriza las tareas comenzando por las que tienes que realizar obligatoriamente, seguidas de las que convendría hacer y terminando por las que pueden esperar a cuando hayas resuelto las emergencias.

Si tienes citas en la lista a las que crees que no vas a poder acudir, intenta cancelarlas. No te comprometas a hacer más de lo que puedes en el trabajo o en tu vida personal. Claro que te encantaría ayudar en la venta de pasteles en el colegio, pero si eso implica que te den las tantas haciendo brownies, ahórrate ese esfuerzo extra.

© Getty Images

Pide ayuda

Si tu situación te lo permite, habla con las personas con las que convives y delega en ellas algunas tareas. Tu pareja podría ocuparse de los niños por la noche durante una semana o encargarse de la cocina. Adopta este mismo enfoque de comunicación y delegación también en el trabajo — informa a los demás de que estás demasiado ocupada y averigua si alguien puede asumir algunas de tus tareas.

Deja de repetir constantemente «estoy superocupada»

Cuando estamos muy ocupados, tendemos a estresarnos repitiéndonos a nosotros mismos y a los que nos rodean lo ocupados que estamos. Esto es totalmente contraproducente. ¡Sal de ese círculo vicioso de prisas!

Párate y distánciate de esa actitud. Adquiere el hábito de dedicarte tiempo a ti misma por la mañana o durante el día. Puedes hacer ejercicios de respiración, estiramientos suaves o un «body scan», que te permitirá liberar tensión al centrarte en relajar músculos tensos.

Acepta la imperfección

A veces nos quedamos atascados en una actitud que nos exige hacer las cosas íntegramente o no hacerlas en absoluto. O quedamos con amigos para tomar algo o no los vemos; o dejamos la cocina perfecta o hecha un desastre. Las cosas no tienen por qué ser tan extremas. También podemos llegar hasta un punto intermedio.

Esto significa que, aunque no tengas tiempo para quedar con los amigos, puedes dedicar 15 minutos a hablar con ellos por teléfono. Y si te falta tiempo para dejar la cocina impoluta, puede que sea suficiente con fregar los platos y limpiar la encimera. Abandonar esa actitud de todo o nada puede darte perspectiva y ayudarte a no exigirte demasiado.

© Getty Images

Cuida tu cuerpo

No te sorprenderá si te decimos que tu bienestar mental depende de cómo te sientas físicamente. Por eso es tan importante mantener una dieta completa y una rutina de ejercicio regular para intentar sobrellevar los periodos de estrés. Sin embargo, durante esas semanas decisivas en las que parece que no puedes tomarte un respiro, mantener rutinas saludables puede resultar difícil.

En ese caso, puede ser buena idea complementar tu dieta para mantener los hábitos saludables. ¡Para ayudarte a conseguirlo, la nueva gama de productos Nutrilite™ que pronto estará disponible te brinda soluciones para cada SITUACIÓN! Además, como no podía ser de otra manera tratándose de Nutrilite™, los nuevos artículos tienen un sabor delicioso y se suministran en envases cómodos que encajan con tu estilo de vida ajetreado.

Un nuevo producto que lanzaremos muy pronto y que puede ayudarte durante esos periodos frenéticos es Less Stress, More Yes Nutrilite™. Tiene un sabor delicioso a albaricoque y naranja y contiene yodo, ácido fólico, vitamina B2, magnesio y melisa. Esta combinación garantiza que te sientas tranquila y dispuesta a afrontar tu lista de tareas.

¿Quieres conocer más datos? ¡Permanece atenta a nuestra próxima edición!

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Las cookies son archivos que se almacenan en su navegador y son usadas por la mayoría de sitios web para personalizar su experiencia de navegación.

Si continúa utilizando nuestro sitio web sin modificar su configuración, asumiremos que acepta nuestras cookies.

Entiendo